Este nº 33 de obradorio inicia una nueva etapa abordando lo pequeño, la pequeña escala.

“La grandeza es la intención” , esta máxima de Le Corbusier, que da título al canónigo texto de Eardley sobre Firminy*1,podría ser guia de su desarrollo.

Lo sabemos todos pero queríamos recordarlo: no hay proyecto pequeño.

Pequeños edificios han dado pasos de gigante en la historia de la arquitectura, desde San Pietro in Montorio a la Fansworth,desde el pabellón de cristal de Taut a la Sokullu Mehmed Pasa de Sinan.Tantos.

No se trata solo de reinvindicar que lo que debe perseguirse es la experimentación, ni de ver lo pequeño como simple ensayo, que permite la concentración de programa,materialidad y construcción, campo de pruebas para empresas mayores…Queremos afirmar el hecho arquitectónico en todo su valor. Enriquecernos con él.

La necesidad de mirar a lo pequeño, tal vez, también procede de cierta insatisfacción provocada por la mediocridadimpuesta por tanto grande que nos aturde. Ese “ruxe,ruxe”, de decimos en gallego para definir esos ruidos que aturden,constantes, persistentes, vacios, nos ha llevado a buscar silencios. A querer escucharlos.

obradoiro

Imágenes: http://www.desescribir.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: